A veces, cuando nos pica la curiosidad por visitar un blog, tenemos la tendencia a leer únicamente las entradas más recientes, como si el resto hubieran perdido el valor con el tiempo.
Probablemente obtendréis un resultado más satisfactorio de vuestra visita, si accedéis por los temas que os susciten más interés.
No tengáis reparos en comentar o discrepar, porque no pretendo poseer la verdad. De hecho son pocas las verdades o realidades que creo deban consolidarse en nuestra estructura de comprensión del mundo. Así que os animo a debatir, y a que os extendáis sin pereza en el argumento.

¡Bienvenidos!

miércoles, 23 de abril de 2014

Dudaba, dudando y dudaré...

Me he encontrado por casualidad "conmigo mismo" en un blog de ciencia...bueno más bien con una consulta que hice hace unos años, cuando comenzó mi afición por la física. Y la verdad es que no tiene desperdicio las cavilaciones que me llegaba a hacer al respecto de las distancias en años luz, los átomos, la superposición cuántica, la edad del universo etc.
Aquí está todo mezclado en una duda que me surgió en ese momento, y que hoy me ha hecho reír de forma sana de mi propia ignorancia.Y también aprovecharé al final para hacer una breve reflexión al respecto, sobre cómo somos capaces las personas de coincidir en las mismas posturas u opiniones usando distintos argumentos. Allá va mi consulta:

"...Hola de nuevo.Disculpadme pero me fué imposible conectarme ayer.Otra vez te pido disculpas Peter, pero estoy ya como poseido con ésta duda...
Yo comprendo que "la energía ni se crea ni se destruye",comprendo que el universo pueda ser en "última" instancia información cuántica.Que,como decía Sagan, somos "polvo de estrellas".Por tanto,también doy por hecho que los átomos que hoy nos conforman,no son propiamente los que vemos en esos lejanos fenómenos.Que lo que hoy nos conforma es más bien una transformación de esos átomos,de unos elementos en otros...y más o menos así hasta llegar a lo que somos.
No soy Iker Jimenez,pero sigo viendo algo de misterio en éste asunto:
Cuando vemos en vida a nuestro padre(frivolicemos como si no conociésemos más realidad que los átomos),que estamos viendo a un ser que un buen día liberó unos cuantos millones de átomos en forma de proteína y espermatozoide,y que se mezclaron "instintivamente" con otra cantidad de átomos...en forma de óvulo...Esos átomos,en principio,fueron liberados para conformar lo que hoy somos.Fueron esos y no otros los que nos conformaron específicamente a nosotros.Y "se supone" que sólo una milésima de segundo después,la combinación hubiera sido distinta y esos átomos hubieran conformado a un hermano nuestro y no a nosotros.
Supongamos que mis padres me envían al nacer -como si de superman desde criptón se tratase- y yo viajo lejos a la velocidad que lo ha hecho la materia desde que existían las "lejanas galaxias" que vemos.
Pasados unos miles de millones de años,supongamos que yo sigo vivo,y que la civilización en la que aterricé tiene telescopios que pueden llegar a ver hasta la galaxia de la que procedo,e incluso a mis padres en el momento de mi nacimiento...pero...¿Cómo sería posible,en esas máquinas del tiempo que son los telescopios,que habiéndome alejado del punto donde fuí conformado atómicamente, llegase a ver momentos anteriores a mi nacimiento?
Incluso podría llegar a verme a mi mismo si es que acertaba con el punto exacto de mi nacimiento, lo cual no tendría cabida según las leyes naturales.
Entonces, si últimamente los astrofísicos nos cuentan que están descubriendo galaxias más antiguas que la nuestra, ¿Cómo pueden estar viendo una galaxia que ha podido ser perfectamente la "madre" de la nuestra?..."



No os creáis que me incomoda mi ignorancia, ni la de nadie cuando la percibo. Al contrario, "me llena de odgullo y satifaciónd" porque me encanta dudar y escuchar como dudan los demás, y siempre apoyo a quienes cuestionan y reflexionan aunque con ello estén desvelando su ignorancia, porque tener la voluntad por aprender nos puede llevar más lejos incluso que quienes "ya están aprendidos".

Al principio del texto decía que iba a mostrar una duda o una impresión sobre los posicionamientos.

A veces ocurre que encontramos a varias personas que se encuentran en la misma postura respecto a un debate social, como puede ser "la ley del aborto", "los nacionalismos", o incluso "la felicidad" o "el amor". Y ocurre a menudo que los argumentos que nos han llevado a posicionarnos "a favor o en contra" o "en un bando u otro" son distintos.

¿Como pueden estas dos personas defender una misma "verdad" con argumentos distintos?

Pues ésto ocurre en todas las causas o movimientos sociales que se os puedan ocurrir, porque lo más natural y lo más común  no es creer en la verdad sino sentirla de un modo instintivo.
Sería como para un cazador disparar al aire y acertar, por lo que la puntería no hubiera sido necesaria. Pues más o menos eso ocurre cuando nos posicionamos sobre un partido político, una nueva ley, cualquier problema social, y en general cualquier hecho, sin analizarlo demasiado, y dejándonos llevar por lo que sentimos al respecto.
Es muy frecuente en nuestro país hoy en día, con quienes se sienten de izquierdas o de derechas, mientras por otro lado su actitud bien podría parecerse más a la forma actuar del bando político del que se sienten contrarios.

Como en el ejemplo del cazador, la puntería siempre deberá ejercitarla, aunque haya acertado esa vez por casualidad, porque un acierto al azar no se producirá casi nunca. Por eso debemos analizar sin dejarnos llevar demasiado por los impulsos antes de posicionarnos a favor o en contra de cualquier hecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi entusiasmo por aprender está por encima de mi ego. Si no muestras tu opinión, ni tu ni yo aprenderemos, así que por favor: ¡Comentame!