A veces, cuando nos pica la curiosidad por visitar un blog, tenemos la tendencia a leer únicamente las entradas más recientes, como si el resto hubieran perdido el valor con el tiempo.
Probablemente obtendréis un resultado más satisfactorio de vuestra visita, si accedéis por los temas que os susciten más interés.
No tengáis reparos en comentar o discrepar, porque no pretendo poseer la verdad. De hecho son pocas las verdades o realidades que creo deban consolidarse en nuestra estructura de comprensión del mundo. Así que os animo a debatir, y a que os extendáis sin pereza en el argumento.

¡Bienvenidos!

viernes, 15 de febrero de 2013

MODAS QUE NOS ATURDEN...LA CAJA TONTA

Cuando nos situamos delante de la "caja tonta" ya lo hacemos generalmente con cierta predisposición a desconectar de la realidad.La mayor parte de la audiencia busca en la televisión simple entretenimiento.Es una afirmación que podemos hacer tranquilamente porque el 90% de la programación está basada en el entretenimiento.Y sólo unos pocos programas tratan de satisfacer inquietudes filosóficas, históricas, socioculturales o científicas.Yo observo una gran diferencia entre ver una programación u otra, y es que cuando buscamos entretenimiento, nos dejamos llevar únicamente por las emociones.Lo que nos gusta nos gusta, y si no pues cambiamos de canal, apagamos o nos dedicamos a otras cosas.Supongo que un neurocientífico diría que durante este proceso ha habido menos actividad en el lóbulo frontal,en el cortex  y más en el hipocampo, la amígdala,lóbulo parietal etc. Sin duda deberíamos plasmar aquí los distintos experimentos neurocientíficos que se han realizado al respecto, sólo para que vieseis hasta que punto podemos decir "caja tonta" para referirnos al televisor.Me vais a permitir que incluya uno de esos experimentos y luego quien quiera puede documentarse mucho más.


Herbert Krugman es toda una eminencia en estudios sobre televisión, marketing, publicidad...y sus estudios llevan más de 50 años entre nosotros.Las grandes cadenas de televisión y las empresas de marketing y publicidad han sabido usar sus descubrimientos para el maleficio de las audiencias en todo el mundo.

El hemisferio derecho,    llamado “subdominante”, está vinculado con el inconsciente en la
mayor parte de las personas. Raramente se experimenta este lado en estado de vigilia. Es
nuestra “otra mitad”. Es nuestro lado de la naturaleza, nuestros instintos, nuestra fuente
artística y creativa, y no es necesariamente racional. En esta esfera no existe el tiempo, sólo el
espacio, como en la mente del niño: da lugar a los sueños y las fantasías. Ahí existe todo como
uno. Procesa la información emocionalmente, no críticamente.Y ya os podéis imaginar que parte del cerebro tenía más actividad en los experimentos de Krugman.Aquí va un poco de desarrollo del experimento:



"La actividad de la mente puede ser descrita según los esquemas de las ondas cerebrales,
midiendo la cantidad de actividad eléctrica en las diferentes partes del cerebro. Los ritmos
básicos son cuatro: beta, alfa, theta y delta.  
El beta es el de 12 a 24 ciclos por segundo (cps), y está relacionado con la palabra activa o
pensamiento numérico, produciéndose cuando está haciendo planes o resolviendo un
problema.

El ritmo alfa, de 8 a 12 cps, es el llamado de estado de descanso, el zumbido de fondo que se
produce cuando el cerebro se está recargando: no sucede nada, no está pensando.
El estado theta se produce entre los 4  y 8 cps, y está relacionado con los estado visuales y de
sueño, el pensamiento por medio de imágenes errantes por el espacio, a través de placeres
pasados y excitaciones futuras. Si se relaja y representa una imagen en su mente producirá
este ritmo.  
El  ritmo delta es el más bajo, y se relaciona con el sueño profundo. Se produce entre 0 y 4 cps.3

Hebert Krugman observando el encefalograma de los televidentes observó que en 30 minutos
se pasaban de ondas beta (que indican un estado de alerta y atención consciente) a ondas alfa
(que indican falta de atención receptiva). Krugman quedó impresionado por la velocidad a la
que surgía el estado alfa. A los lectores de libros y revistas les aparecen las ondas beta, que son
una señal de alerta, de atención y de la conciencia de la vigilia. Por lo que podemos decir que
la tv nos hipnotiza, nos quedamos paralizados, inhibe las funciones cerebrales implicadas en el proceso de tomar decisiones".

En relación al modo en que nos influyen los medios hay muchísimo más, y no sólo de Krugman claro,pero como siempre digo, ésto no es una tesis sino simple divulgación...


1 comentario:

Mi entusiasmo por aprender está por encima de mi ego. Si no muestras tu opinión, ni tu ni yo aprenderemos, así que por favor: ¡Comentame!