A veces, cuando nos pica la curiosidad por visitar un blog, tenemos la tendencia a leer únicamente las entradas más recientes, como si el resto hubieran perdido el valor con el tiempo.
Probablemente obtendréis un resultado más satisfactorio de vuestra visita, si accedéis por los temas que os susciten más interés.
No tengáis reparos en comentar o discrepar, porque no pretendo poseer la verdad. De hecho son pocas las verdades o realidades que creo deban consolidarse en nuestra estructura de comprensión del mundo. Así que os animo a debatir, y a que os extendáis sin pereza en el argumento.

¡Bienvenidos!

domingo, 4 de noviembre de 2012

Conciencia de especie + Bianca Atwell...

Hay una sensación que hoy en día ya no experimento,pero recuerdo muchas veces haberla tenido.Seguro que todos vosotros la habéis experimentado también alguna vez:
Existen innumerables reportajes y documentales que narran el final de los días en la tierra,la muerte del sol,el final de nuestra galaxia,o las teorías acerca del final irremediable del universo.
Seguro que alguna vez habéis experimentado cierto miedo cuando se nos plantea alguno de éstos terribles finales de lo que consideramos nuestro hogar.Porque en realidad formamos parte de todos los sistemas a los que nos hemos referido.
Ese miedo,si ponemos un poco de criterio enseguida vemos que carece de todo sentido,puesto que cuando la Tierra ya no albergue recursos,o el sol se apague,nosotros individualmente ya no existiremos.Nuestra vida individualmente es demasiado pequeña en comparación con la de un planeta,el sol,o el universo.
En mi experiencia personal puedo afirmar que cuando escuchaba en  aquellos documentales esas apocalípticas palabras del tipo "...el sol se apagará y las formas de vida irán desapareciendo..." ó "...el universo se expandirá para siempre y todo lo que hay en él morirá congelado..." etc. Lo que yo experimentaba era una mezcla de miedo,incertidumbre e impotencia.Pero yo sabía que mi vida a lo sumo sería de un centenar de años,y esos asuntos no tenían porqué preocuparme,pero aún así se me hacía un nudo en el estómago cuando oía tales sentencias.
Me surgen muchas preguntas al respecto del origen de ese miedo pero hoy nos centraremos en la siguiente:

-¿Es posible que parte de ese miedo venga del instinto de supervivencia a nivel de especie?

Si que es cierto que cuando sentía aquello lo que más me desconsolaba saber era la idea de que nuestra especie no tuviera oportunidad,que también estuviera condenada.Y que todo lo que hacía yo por las generaciones inmediatamente venideras,quizás valdría,pero para el futuro lejano era inútil pensar nada.Entonces la duda nace de si tenemos ese instinto de protección de nuestra especie grabado,o es la educación en la moral de consideración con nuestros semejantes que hemos recibido,la que nos hace sentir esa pena por el futuro final de nuestra especie.
Buscando información sobre éste tema,he topado con Bianca Atwell,que más de uno ya conoceréis.Y me vais a permitir que,además de mostrar su postura acerca del tema que nos ocupa, esta conciencia de especie,nos detengamos hoy en su persona.Y otro día seguiremos analizando de dónde viene éste miedo a la extinción de nuestra especie.O quizás os apetezca a alguien aportar algo de información al respecto,ya sabéis que la recogeré y la publicaré con ilusión...

Aquí os dejo un enlace al tema que nos ocupa,analizado por Bianca Atwell:
 http://biancaatwell.com/frente-al-ataque-a-nuestra-conciencia-de-especie/


Os voy a proporcionar,para quienes no hayáis seguido el enlace, una referencia sobre ésta persona,Bianca Atwell,que trata muchos temas sobre todo de tipo científico,y que participa en conferencias por todo el mundo sobre ecología,biomasa,física cuántica etc. Artista y divulgadora científica,que se mueve en entornos científicos,pero que su punto de vista es un poco particular.Y en el tema que nos ocupa,no nos ofrece demasiadas referencias acerca de experimentos científicos,entre otras cosas porque su posición ante la ciencia es de desconfianza por que afirma que muchos experimentos están falseados en favor de instituciones.Sus afirmaciones por tanto,ofrecen una perspectiva que habéis de contrastar un poco.Pero es una persona digna de prestar unos momentos de atención.Su propósito divulgativo difiere del mío principalmente en dos cosas:que el mío apenas tiene alcance,y que yo no tengo esa constancia de que la ciencia sea corruptible.Más bien,en el caso de la física teórica,es una rama abierta y tiende a la cooperación.Y la prueba está en el CERN,el cuál precisa de la colaboración de departamentos de física en todos los países,para que  participen de los millones y millones de resultados que generan las colisiones de partículas.Aún así la información que ofrece suele ser fiable,a nivel de aficionado,porque a nivel profesional muchas cosas "se podrían coger con pinzas" como se suele decir,y otras directamente no se creen.Y desde el punto de vista filosófico también genera muchas dudas.Pero hay una cantidad considerable de la información que ofrece que está apoyada por buena parte de la comunidad científica.En su favor digo que facilita mucho,para quien no está formado en materia,la comprensión de la naturaleza a todos los niveles.Es más,lo hace de un modo entretenido y ameno.Y también podemos ver una perspectiva de la realidad que nació en una versión de la teoría de cuerdas (probablemente la más polémica de las cinco versiones) pero por lo menos nos da que pensar...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi entusiasmo por aprender está por encima de mi ego. Si no muestras tu opinión, ni tu ni yo aprenderemos, así que por favor: ¡Comentame!