A veces, cuando nos pica la curiosidad por visitar un blog, tenemos la tendencia a leer únicamente las entradas más recientes, como si el resto hubieran perdido el valor con el tiempo.
Probablemente obtendréis un resultado más satisfactorio de vuestra visita, si accedéis por los temas que os susciten más interés.
No tengáis reparos en comentar o discrepar, porque no pretendo poseer la verdad. De hecho son pocas las verdades o realidades que creo deban consolidarse en nuestra estructura de comprensión del mundo. Así que os animo a debatir, y a que os extendáis sin pereza en el argumento.

¡Bienvenidos!

jueves, 12 de julio de 2012

MISIONEROS por el mundo


Hoy en día hay poca gente que se preocupe por evolucionar,.Por "crecer como persona".Y los que tenemos esa voluntad por mejorar,es bien sabido por todos(hasta por los que no la tienen),que es algo muy puro,decente...Y que en general está muy bien visto.Y que a nadie,por moralidad,se le ocurrirá reprocharte nada al respecto.Y espero que no me malinterpreteis porque alabo el propósito y el papel que hacen los misioneros.
Las misiones en los paises subdesarrollados,abren el camino para experimentar con vivencias personales a los misioneros.Así lo manifiestan muchos de ellos.Contínuamente leemos y oímos a muchas personas que han participado como misioneros,en ONGs,o de forma independiente,y nos mandan un mensaje que para mi moralidad es un poco confuso.Y más o menos suele ser de este tipo:"Es una experiencia personal increible" ó "cuando fuí por primera vez lo hice por ayudar y la recompensa acabó siendo para mí"...y otros mensajes similares,pero ya os podeis imaginar en qué línea voy...Tanto es así,que acostumbran a alabar la recompesa personal que se recibe en las misiones,dejando a un lado el sentimiento de gratificación que se suele recibir cuando se ayuda a los demás.Entonces, da la impresión de que haya que ir de misiones por vivir una experiencia.O por nuestro propio interés.Y así estamos frivolizando con las desgracias que allí se sufren.Aunque si que es verdad que ese mensaje suena más atractivo,y puede servir para recibir más misioneros,en cuyo caso no hay mal que por bien no venga.

-Se puede pensar, al leer estas palabras ,que al principio me he posicionado criticando el problema.Pero,al final de la reflexión, viendo que arreglando un mal menor provocaría uno mayor,sería mejor dejar las cosas como están.Y ésto sucede muchas veces en la vida.Se siente impotencia por que sólo tiene cabida la contemplación del problema,y no encontramos solución que no provoque un mal mayor.Pero si a alguien se le ocurre algo no tiene más que comentarlo...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi entusiasmo por aprender está por encima de mi ego. Si no muestras tu opinión, ni tu ni yo aprenderemos, así que por favor: ¡Comentame!