A veces, cuando nos pica la curiosidad por visitar un blog, tenemos la tendencia a leer únicamente las entradas más recientes, como si el resto hubieran perdido el valor con el tiempo.
Probablemente obtendréis un resultado más satisfactorio de vuestra visita, si accedéis por los temas que os susciten más interés.
No tengáis reparos en comentar o discrepar, porque no pretendo poseer la verdad. De hecho son pocas las verdades o realidades que creo deban consolidarse en nuestra estructura de comprensión del mundo. Así que os animo a debatir, y a que os extendáis sin pereza en el argumento.

¡Bienvenidos!

viernes, 28 de mayo de 2010

SUEÑO O FUTURO

Desde antes incluso de nacer , un feto puede reaccionar ante los estados de ànimo de su madre.Aquí es donde cada individuo comienza a tener personalidad distinta a la de otro . Lògicamente no nos podemos olvidar del còdigo genètico , el cual , hoy sabemos que determina rasgos fìsicos , pero : ¿quién sabe si en un futuro no se demostrará la manera en que determinan tambien comportamientos u otros rasgos referentes a la personalidad?. Ademàs , no debemos dejar en el tintero una reflexiòn importante: si el ser humano està compuesto por un nùmero x de rasgos fìsicos , y el còdigo genètico los distribuye a través de los progenitores , ya sea al azar o no , no tendrìamos màs que ir enlazando unos rasgos con otros, para que en algùn momento, obtuviéramos un ser repetido en cuanto a rasgos físicos se refiere . Sì , ya se que ya somos capaces de clonar , pero no voy por ahì . A lo que me refiero es a que la naturaleza ha podido clonar perfectamente aunque su proceso haya sido por casualidad . Lo que pasa es que es probable que nos encontremos con esas dos “almas gemelas” como algunos dicen , y no se parezcan del todo, porque les haya tocado vivir circuntancias diferentes (que realmente es lo que importa para tener unos rasgos personales u otros) . Y cuando digo circunstancias, me refiero a todo , sin dejarse un detalle. Como otras veces hemos dicho , si nos encontràsemos sòlos en una habitaciòn oscura , seguiría habiendo detalles que influirìan en nuestro inconsciente a travès de nuestra memoria , como el olor , la sensaciòn (de miedo , o por el contrario de paz , o de soledad) , todo habrìamos de tenerlo en cuenta: porque todo forma parte de las circunstancias . Por eso, cuando seamos capaces de clasificar y organizar tantas circunstancias vividas , de forma precisa , y junto con nuestro còdigo genètico , sabremos realmente quién somos(el porqué pensamos y decidimos de una manera determinada), y no solo eso, si no lo que pensaremos y decidiremos en un futuro , porque dependerìamos de lo que los demàs nos harìan vivir en el futuro . Pero : ¿ y si supieramos lo que cada uno habrìa de hacer en el futuro?...Parece una cosa muy lejana, pero tenemos ordenadores capaces de archivar millones de paquetes de informaciòn distinta(por no mencionar los proyectos que hay actualmente sobre los ordenadores cuánticos) . No serìa tan dificil, crear una base de datos que almacenase ésta informaciòn individuo por individuo a través de un microchip que grabase todas las circunstancias que nos ocurrieran . El ser humano tiende a desprenderse de los rasgos que le asemejan con sus antepasados los animales , que se organizan a través de su instinto . Ahora nosotros nos estamos desprendiendo de ese instinto , y pretendemos organizarnos con el pensamiento racional , por eso estamos en un punto crìtico en el que hemos abandonado una cosa y no hemos comenzado la otra : como un pàjaro que acaba de saltar del nido , que ha dejado lo que conocìa y no sabe lo lejos que queda el suelo .
Hemos de consolarnos (o no) pensando que la raza humana se extinguirà mucho antes de todo esto porque estamos a merced de la naturaleza . O tambien podemos consolarnos , o màs bien vosotros , pensando que el que habla no sabe lo que dice , porque encontrar esperanza asì , siempre serà màs còmodo .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi entusiasmo por aprender está por encima de mi ego. Si no muestras tu opinión, ni tu ni yo aprenderemos, así que por favor: ¡Comentame!